Dos meses sin correo electrónico en el teléfono

📆 21 de julio de 2019 | 📖 2 minutos | 🏷️ productividadtrabajo

Ya conté hace unos días mi experimento para minimizar las distracciones ocasionadas por el teléfono móvil. Desinstalé K9, la aplicación de correo electrónico que utilizo desde que tengo Android, y decidí consultar el correo solo un par de veces al día, a primera y a última hora, usando el ordenador.

El resultado ha sido muy positivo, aunque no he seguido mis premisas al pie de la letra. Por supuesto, al no haber notificaciones no ha habido distracciones a causa del correo electrónico. He realizado varias compras online y he podido comprobar cuando he necesitado el estado de los pedidos. Y aquí es donde he fallado un poco. No he utilizado siempre el ordenador sino que para ese tipo de cosas he abierto el navegador y entrado en gmail. De hecho, por ejemplo, para unas entradas de cine que compré por internet necesitaba el correo para poder imprimirlas en el cine.

Así que el experimento me ha dado más información de la que yo esperaba. Lo primero es que en un teléfono en el que prácticamente solo quedaban ya como notificaciones los mensajes de correo electrónico, esta medida proporciona paz y te evita distracciones. Lo segundo es que cuando se hace un uso intencionado, no es tan importante qué dispositivo es el que se utiliza. De hecho, lo que más me ha gustado es que he utilizado ambos dispositivos en función de lo que era más conveniente. Y siempre, de forma intencionada. Este último es el punto que veo más interesante. Volver a ganar el control sobre el uso del dispositivo.

Solo me quedan ya como notificaciones en el teléfono la de la aplicación de RSS, que también voy a eliminar. Ahora que he comprobado como funciona mi ereader Kobo con la aplicación Pocket creo que voy a ir guardando los artículos cuando me los encuentre para leerlos luego en el Kobo. Con eso llegaré ya a un nivel de distracción involuntaria mínimo y ganaré en salud visual.

Bueno, eso es todo. Si se os ocurre algún otro tipo de consejo contádmelo, que siempre será bienvenido.

Un saludo.

Puedes compartirlo si te gustó

También puedes dejar un comentario

Comentarios vía Talkyard.