Pasando página. Adiós a El blog de Peregil

📆 21 de junio de 2019 | 📖 2 minutos | 🏷️ minimalismoblogtrabajo

Mi trabajo antes de dedicarme a la educación era estresante. Muy estresante. Fruto de ese estrés surgió mi primer blog, dedicado principalmente a evadirme y descargar mis emociones negativas. Cuando finalizó esa etapa no fui capaz de eliminar el blog. Sentía la necesidad de seguir publicando cosas, de modo que lo reconduje hacia otras temáticas, principalmente ligadas a la programación de sitios web dinámicos.

Más tarde decidí simplificar mi vida porque estaba, en cierto modo, saturado. Con respecto a los blogs, acabé interesándome por los sitios web estáticos, como este mismo que estás leyendo. Así que ya no tenía sentido hablar de programación y empecé a desarrollar temas de minimalismo, ecología y vida sencilla. Como parte de ese cambio también vinieron los posts en inglés, para tratar de expandir más aún mis pensamientos.

La cuestión es que me resistía a terminar con el blog. Darle un final. Me había cansado de él pero era incapaz de eliminarlo. Pues bien, tras unos meses lidiando con esa cuestión y teniendo en cuenta que este blog sí que me resulta agradable de mantener, he dejado expirar el antiguo dominio y, con eso, ha desaparecido El blog de Peregil.

Ha sido más sencillo de lo que pensaba. Es verdad que el minimalismo te hace mantener una relación más lógica con las cosas. El blog no me aportaba ningún valor ni me hacía sentir bien. Más bien era como una rémora de mi pasado. Un cadáver en el armario. Ahora que ya no me siento presionado lo recuerdo con cariño. He pasado página y eso es positivo.

Espero seguir teniendo la fuerza emocional para pasar etapas sin sentirme culpable. Cada momento de la vida merece ser vivido plenamente, sin tener parte de la atención puesta en el pasado.

Bueno. No sé si este post puede servirte de algo pero si hay algo en tu pasado que sigue robando parte de tu atención detente a pensar si realmente merece esa atención o si puedes dar el asunto por cerrado y pasar página. Una frase que se oye mucho por el mundo del minimalismo dice algo así como que no tienes obligación de mantener las decisiones de tu yo pasado. A veces no tiene sentido, sobre todo cuando esa decisión no aporta nada positivo a tu día a día.

Un saludo.

Puedes compartirlo si te gustó

También puedes dejar un comentario

Comentarios vía Talkyard.