Simplificar la docencia con TEAMS

📆 11 de noviembre de 2020 | 📖 7 minutos | 🏷️ docenciaon lineTEAMS

El temor a un nuevo confinamiento ha acelerado la entrada de la docencia digital en el ámbito educativo. Pero la entrada ha sido más precipitada que acelerada. Partimos de que muchos compañeros todavía preparaban exámenes y ejercicios tirando de fotocopias, típex, pegamento y tijeras. Pasar de un día para otro a lidiar con formatos digitales, plataformas desconocidas y cambiantes y la falta de liderazgo de una administración que confía en que todo se arregle solo, ha hecho que el despliegue de TEAMS en los centros educativos esté siendo, cuanto menos, complicado.

Sé que hay muchos compañeros que han optado por obviar la plataforma hasta que no quede más remedio. Creen que cuando lleguen la semipresencialidad o el confinamiento podrán apañarse como lo hicieron en marzo. Pero ahora la situación es diferente, existe una plataforma institucional y nos van a obligar a utlizarla. Y no es algo que se pueda aprender en dos ratos.

El problema de la docencia digital

Por si la situación no fuera ya suficientemente complicada hay que añadirle el falso mito de los nativos digitales. Cuando uno desconoce qué es eso de la informática, ver a un niño pegado a una tableta utilizando apps y juegos puede parecer el summum del conocimiento informático. El problema viene cuando se trata de compatibilizar esas destrezas con las de la docencia en linea. Y ahí es cuando uno se da cuenta de que ser un máquina en Fortnite no garantiza saber manejar un procesador de textos o realizar tareas en una plataforma digital. Y si ya hablamos de educación de adultos la ausencia de esas competencias es alarmante.

Mis compañeros tienen problemas con TEAMS, sus alumnos tienen problemas con TEAMS y, lo que es peor, algunos ni siquiera pueden acceder a TEAMS porque carecen de la cuenta institucional ya que, debido a problemas administrativos, no está llegando con toda la fluidez que sería deseable.

TEAMS como plataforma de aprendizaje

Sea como fuere, el escenario es el de una comunidad educativa poco preparada y una plataforma de aprendizaje inmadura. TEAMS no nació como plataforma para la educación y eso se aprecia en demasiados detalles. Las tareas, son especialmente limitadas: entregar archivos, contestar cuestionarios o redactar pequeños textos. Nada que ver con Moodle, una plataforma de mayor complejidad pero que tiene la docencia en linea como leitmotiv de su desarrollo.

El punto a favor de TEAMS es que integra video conferencia y permite programar reuniones. Eso lo hace bien porque está totalmente integrado con Outlook.

En realidad, TEAMS es una especie de Frankenstein que usa componentes ya desarrollados por Microsoft como el mencionado Outlook o Skype. El soporte para tareas propio de TEAMS es muy limitado y para suplir esas limitaciones se integra con OneNote. OneNote, que es lo más de lo más en productividad, es un auténtico caos para quien no lo ha manejado nunca. Es evidente que si eres empleado de una empresa que te obliga a trabajar con OneNote haraś los esfuerzos necesarios para ello. Ahora bien, pretender que los alumnos aprendan a hacer tareas desde un móvil o una tableta en una aplicación desconocida, en un plazo de tiempo limitado y sin una formación adecuada, es toda una fantasía. Así que en nuestro afán de utilizar un sistema mínimamente intrusivo, que se pueda ir ampliando en función de las necesidades, OneNote, se queda fuera.

Los Equipos

La base de este sistema es el Equipo. Para nosotros, un Equipo representa a la clase. En su configuración original, cada Equipo tiene un canal General de forma predeterminada. En ese canal hay una serie de pestañas con funcionalidades como Publicaciones, Archivos, Trabajos o Notas.

Cada vez que hay algo de actividad aparece una notificación en Publicaciones. Esto hace que acabe convirtiéndose en una especie de muro al estilo Facebook, con las intervenciones de todos los miembros del equipo y las publicaciones generadas por los bots, de modo que la información relevante se diluye.

¿Dónde pongo mis temas?

Se supone que los materiales de clase deben estar en una carpeta que se encuentra dentro de la pestaña Archivos y que se llama materiales de clase. Cómo organizarla depende del gusto de cada uno. No creo que una estructura de carpetas y archivos sea clara para mis alumnos así que para organizar los temas sigo un método alternativo.

He creado un canal que se llama Temas. Ese canal tiene su propia pestaña Publicaciones y Archivos. Yo solo utilizo la primera. En ella, por cada nuevo tema o unidad publico una nueva conversación de tipo anuncio, en la que además del título y una descripción de la unidad, incluyo enlaces a materiales adicionales y adjunto el texto de esa unidad en formato PDF.

Nadie más puede iniciar conversaciones ni responder a las que yo creo, por lo que Publicaciones solo contiene los anuncios de cada tema, ordenados por fecha de publicación.

Tareas

Por otra parte he creado un canal de Tareas, que incluye por defecto las pestañas Publicaciones y Archivos. Solo utilizo Publicaciones, nuevamente.

Para crear un nuevo Trabajo hay que hacerlo desde el canal General, pero en las propiedades de ese trabajo indico que se publique en el canal Tareas. De esa forma, cada vez que un alumno entra al canal Tareas, encuentra todas sus tareas ordenadas por fecha de publicación. Tampoco permito que nadie cree nuevas conversaciones, para evitar ruido en ese canal.

Intento que las tareas se puedan resolver en el cuaderno y que manden fotos. Así no pierden el hábito de la escritura y se tienen que esforzar tanto en la caligrafía como en la ortografía. Otras tareas se proponen como cuestionarios y en otras, las menos, permito que se entregue un documento de texto.

El principal escollo de mandar tareas como fotos es que solo se puede dar feedback sobre el ejercicio en el comentario que puedes hacer al devolver la tarea. Si haces algún tipo de corrección al ejercicio, editando la foto que te han enviado, no se la puedes adjuntar. Para este caso una solución provisional es enviar esas correcciones como adjuntos en un chat privado con ese alumno. De momento es lo único que se me ocurre.

Por otra parte, si las tareas consisten en documentos de Word sobre los que los alumnos deben trabajar y utilizan teléfonos o tabletas necesitan instalar también la app de Word.

Retoques adicionales

Se pueden crear canales para, por ejemplo, atención a la diversidad, en las que solo figurarán como miembros los alumnos que elijamos. En mi caso es útil para los alumnos extranjeros que no dominan todavía el idioma. Utilizo ese canal para resolver dudas lingüísticas.

Para terminar

Con todo lo anterior me quedan las publicaciones del canal General para hacer anuncios, como por ejemplo ausencias, fechas de exámenes, o cambios de aula u horarios. En ese canal permito que los alumnos creen nuevas conversaciones o respondan a los anuncios, por lo que tienen una vía para comunicarse con todos los compañeros y comentar cosas de clase en general.

Seguramente mi forma de usar los canales haría retorcerse en su tumba al diseñador de TEAMS, si estuviera muerto, claro, pero no he encontrado nada mejor para dar un poco de claridad y uniformidad a la clase.

Habrá otras formas de gestionar mejor la docencia con TEAMS. De hecho, sigo puliendo los problemillas con los que me voy encontrando. Pero no creo que la mejor opción sea que alumnos y docentes tengan que realizar un esfuerzo excesivo para adaptarse a trabajar con una plataforma que tampoco se sabe hasta qué punto vamos a utilizar. Porque cuando la pandemia sea un mal recuerdo es muy probable que volvamos a los malos hábitos, al típex y al pegamento. A los papeles para arriba y para abajo y, entonces, ¿qué haremos con TEAMS?

Puedes compartirlo si te gustó

También puedes dejar un comentario

Comentarios vía Talkyard.